LA MONTAÑA MÁGICA

2020. Largometraje documental y expanded cinema.

Una producción de Acteon en coproducción con Jolefilm

A la manera de los personajes de la novela de Thomas Mann que da título a la película, en el extraño tiempo suspendido del confinamiento sanitario de estos días, veinticinco personas encerradas en sus casas reflexionan sobre sus vidas, sobre la sociedad en la que viven, sobre las mutaciones del mundo y de su entorno, sobre sus anhelos : obreros, cuidadoras, profesores, empresarios, filósofos, estudiantes, jubilados… La mayoría – aunque no todos - son personas que tienen algún vínculo con los otros participantes : hay tres núcleos familiares, amigos y vecinos; algunos mantienen relaciones de trabajo. Estos vínculos también son materia visual y hablada de la película, y tiñen las reflexiones de una concreta humanidad : la de la sociedad de la segunda decada del siglo XXI.

La montaña mágica es un fresco de las tensiones que atraviesan Europa en la actualidad. Está compuesto por rodajes realizados con cámaras y móviles por los propios participantes – que aceptaron ponerse en la posición de « realizadores » y « operadores de cámara », y seguir las indicaciones del director, Claudio Zulian. Las imágenes son fruto de un paciente trabajo de puesta en forma, a través de largos diálogos sobre las intenciones, las posibilidades, el momento justo de los rodajes. En este extraño período no se podía hacer de otra manera. Sin embargo, hay una gran ventaja en este sistema de trabajo : se consigue una intimidad con las personas que ningún equipo de rodaje habría podido alcanzar.

La montaña mágica es una película sobre las dudas, los temores y las esperanzas de un grupo de ciudadanos en una década que acaba de empezar de una manera dramática.