TELEDIARIO

1994. Performance. 70 min.

Encargo de Música del Segle XX. Presentado en Festival des Arts d'Aujourd'hui. 

El presentador solo, delante de un video-wall (el espectáculo tiene vocación de parásito: quiere usar formas y espacios preexistentes y hacerlos resonar de otro modo).
La narración empieza como cada día: Buenas noches, Señoras y Señores... Lo que los dos monitores montados sobre retorcidos bastidores muestran es la figura del que habla: pulcra, neutra. El público sin embargo, percibe que la parte de la mesa y la ropa del presentador que no se ven en los monitores tiene pinta de haber pasado una guerra.
Detrás, en el video-wall, las noticias. "Reportajes", elaboración de imágenes cotidianas, música, paisajes sonoros y transformación electrónica de la voz. Todo tiende a la intensa voluntad de crear un hueco donde la poesía sea posible.
El presentador como cada día anuncia las noticias y da paso a los reportajes. Pero hay algunas irregularidades: a veces sonidos de la naturaleza animan de pronto el plató, otras veces algunas músicas invaden la sala. Las imágenes a veces tampoco corresponden exactamente a lo que se ve en escena.
En los reportajes se habla de lo que siempre se habla: batallas, poder, deportes, el tiempo. En los reportajes también, la música, el texto, los sonidos del ambiente, las imágenes y su montaje se combinan de forma inusitada: ¿Cabe poesía, arte y música en el mundo que narramos cada día?

Música, Idea y Texto Claudio Zulian. Dirección Claudio Zulian. Actor Manuel Carlos Lillo.